Frases de Bob Marley profundas para compartir

Solemos pensar, quizás como tara de nuestra educación, que justamente la sapiencia se halla bien guardada en lugares específicos ¿Cuáles son? Las universidades, los colegios y si somos más selectivos la persona del educador. Sin embargo, esa perspectiva comporta reducir sobremanera las realidades didácticas. Los saberes, en rigor de verdad, fluyen por todas partes, eclosionan en muchos sitios que dudábamos al principio. Aquí, por ejemplo, queremos que aprendas de las letras y pensamientos de un cantante que dejó su huella por siempre: Bob Marley. De vida fugaz (vivió 36 años), hijo de un cometa, muchas cosas se pueden decir de él; aunque te dejaremos su expresión en esta oportunidad ¡No te lo pierdas!

Frases profundas de Bob Marley para descargar y compartir

Vivimos en un sistema donde todo tiene un valor y el dinero es una suerte de común denominador universal. Dejamos de lado los afectos o en todo caso los ponderamos de una manera mercantil. Sin embargo, tendríamos que dejar de vislumbar la realidad de ese modo, ver un más allá del dinero contante y sonante.

Un gato arrinconado puede demostrar la misma fortaleza que un león si su vida corre riesgo. En rigor de verdad, todo el mundo debe ser fuerte cuando serlo es la única opción que queda. Algo insospechado desde una realidad cómoda y, sin embargo, tan indispensable cuando resulta que debe ser así.

Bob Marley es una suerte de figura moral con algunos que otros preceptos morales importantes: paz, amor, escasez de materialismo (en el sentido burdo), amistad y cuestiones por el estilo ¿Un mensaje demasiado simple? No, en todo caso, sobremanera necesario.

El amor une, fortalece, multiplica, acrecienta; en rigor de verdad, todo lo que venga de un amor genuino es un grito en favor de la vida misma. Sí, el amor es vitalismo puro y cuando deja de serlo, bueno, tendremos que inventar otra caratula porque ya estaríamos viviendo otra realidad.

Letras simples, realidades demasiados concretas; pero una forma de expresarlas en verso que por lo general dejaban a todos embelesados. Eso y mucho más es Bob Marley, por ende aquí queremos que te deleites con algunas frases, muchas provenientes de su música; otras de su vida misma.

El pensamiento deberá bascular entre esa difícil situación de comprender que los hechos no se dan siempre una vez y nunca más; pero tampoco entender que las oportunidades se pueden suceder como agua en una lluvia profusa. Quien comprenda semejante apotegma será una especie de creador de oportunidades y un aprovechador nato.

Nada bueno sale si no hay amor; lo mismo podemos decir al contrario: todo lo bueno es con amor, porque indica calidez, recepción, inmediatez o acercamiento ¿Se imaginan si sometemos a esas realidades a la vida misma? Solo algo hermoso puede suceder: querer lo que se da como seda, amar el destino que sin embargo no paramos de construir y deconstruir en cada paso.

La locura muchas veces no habla bien de la sociedad que la esgrime o caratula como tal ¿Por qué? Porque muchas veces se ha entendido por locura todo lo disruptor, una forma de ser distinta, un pensamiento que se sitúa desde los arrabales. Algo de eso había en la música de Bob Marley, pero él contestaba muy bien a partir de esa locura: el mundo no se merecía su sensatez.

Un artista llega al alma de las personas, se hace masivo, no simplemente porque venda productos que son fáciles de digerir. Esa es una versión muy etilista para vislumbrar estas realidades. No, en rigor de verdad muchos tienen un talento infinito para tocar las fibras íntimas del receptor, que sin embargo lo modificará de mil maneras.

Bob Marley tuvo una infinita sensibilidad para llegar a las distintas personas, a esos que se convirtieron en su público quizás sin ir nunca a su recital o escuchar un tema suyo. Es que las ideas se crean, pero en un instante vuelan, se hacen de todos, se modifican y forman parte del acervo de todos.

Paz, ese era otro de los tópicos más recurrentes en la letrística de Bob Marley. “Si todos nos damos las manos, ¿quién tomará las armas?”. Seguramente parecerá un pensamiento inocente, pueril; pero esa trivialidad, desgraciadamente, no emerge del cavilar del jamaiquino, sino de la crueldad de un mundo sempiterno en la violencia y en la falta de solidaridad.

Aprender, solo aprender. En la Grecia Clásica todo lo asociado al simple ganar de dinero era una tarea vil y quienes se dedicaban a ellos más viles. Hoy en día pareciera que los viles o sórdidos son los que se dedican a la noble tarea de pensar. Pero hay que recordar que solo el pensamiento nos permitirá crear una mejor realidad. Eso Marley lo tenía más que internalizado.

¿La humanidad podrá convivir en paz? ¿Nos parece irrisorio semejante sueño? ¿No será que estamos demasiado inmiscuidos en la crueldad y lo cruento? Sin embargo, los sueños no están solo para contemplarse, sino también para realizarse. Quizás lo que hoy se semeja a lo exagerado mañana sea de los máximos logros.

Todo estará bien, ese es un pequeño mantra, una frase repetida que puede aplicarse a cualquier situación de la vida. Es que lo sabemos: en buenas disposiciones hallamos positivas situaciones o, en todo caso, positivas formas de sobrepasar cualquier realidad mala o negativa.

La niñez siempre será un universo de posibilidade, porque avala desde la realidad un lema muy antiguo: que todo pasado fue mejor. Y, en rigor de verdad, para muchos niños (no todos, desgraciadamente) las principales preocupaciones de la infancia pasan por jugar, divertirse, hacer amigos, etc. Los temas pesados de la existencia pasan a un costado, ni siquiera los tenemos en cuenta.

Uno es lo que fue siempre. No quiere decir que estemos petrificados en el pasado o algo por el estilo, pero que sí es importante recordar de donde salimos y cómo influye lo mismo. En ese sentido, la letrística de Marley ayuda mucho a arraigar con el sitio de donde emergimos.

¿Por qué el miedo es siempre malo? ¿Acaso siempre debemos ser valientes, poderosos, certeros? No, en rigor de verdad no y ni siquiera lo somos. Asimismo, el miedo puede ser una especie de coraje, un combustible para seguir adelante cuando no tenemos ya nada para asirnos.

Las ausencias pueden sentirse porque cada persona deja un vacío siempre. Suele entenderse como un pensamiento extraño, pero si lo analizamos bien está en lo correcto de una manera absoluta.

Frases buscadas:

  • videoclip pensamientos - la beriso/actores
  • que ta chendo gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *