Bienvenido noviembre! Imágenes con Hola noviembre

El hombre es pura y simplemente temporalidad. Sí, lo olvidamos y hacemos muy mal en ello. Existimos como si fuéramos eternos (hasta ahí no es tan malo), pero desperdiciamos oportunidades, malgastamos situaciones, no le sacamos hasta el último zumo a la situación propiamente dicha. De ahí deriva la gran ilogicidad del hombre: sumido en empresas que buscan fama, gloria, honores y dinero, no se da cuenta que tal vez el tesoro mismo está frente a sus narices. Aquí vamos a darle la bienvenida a un mes, que puede tener mucho de proyectos, experiencias, objetivos y tesituras inesperadas. Bienvenido noviembre: imágenes con hola noviembre ¡No te lo pierdas!

Imágenes de hola y bienvenido noviembre para descargar

Siempre es positiva la esperanza porque abre un horizonte, porque es apertura de lo bueno. Y no porque eso bueno sea la realidad misma, sino que dimana desde la subjetividad, nuestro mundo, en definitiva.

¿Qué esperas de este noviembre? ¿Algún sueño en especial? ¿Determinado proyecto? Solemos decir que siempre es positivo vivir en el presente, sin embargo, el porvenir en tanto sueño ayuda que lo actual sea mejor, medre en su perfección.

Un acto de bienvenida es un abrazo, una espera que se hace molesta, un tiempo que se convierte en algo sumamente viscoso, que no pasa nada ¡Porque ponemos demasiado en lo que vendrá! Repetimos: que este noviembre sea el mejor de todos para todos.

Un mes muy particular, porque falta muy poco para el fin de año, época de recapitulaciones, resúmenes y recapacitaciones ¿Estas conforme con lo que fue del año? ¿Consideras que hay mucho todavía para modificar? Esos interrogantes encontrarán respuesta, una muy particular, en casa persona.

Tratemos que la vida, a cada paso, sea una mejora ¿Pero cómo se comprende tal progresismo? ¿De qué manera se lo puede entender? Muy simple: subir peldaño tras peldaño en la felicidad particular y la de nuestros seres más entrañables.

La vida es bella por la seguridad que da la rutina. De todos modos, un abuso abrumador en este ingrediente implicaría aburrimiento, sopor, hastío sempiterno. No, siempre la diversión, aunque suene raro para mucho, la da ese porcentaje de indeterminación, de azar, contingencia o llámesele como se quiera.

Por eso queremos, anhelamos, que noviembre nos sorprenda. Que haya de algún modo un suceso positivo que rompa con la linealidad de lo esperado. Algo así como lo superior de los mismísimos sueños ¿Somos muy pretensiosos? Puede ser; aunque en la vida no hay pretensión que quede pequeña si hablamos de bienestar y alegría.

Que cada día de tu vida sea una fiesta. Pero si decimos semejante apotegma, lamentablemente, nos quedamos cortos. Y el motivo es muy sencillo: no solo es indispensable ser felices, sino darse cuenta de semejante estado. Notarás la diferencia en un instante, querido lector.

A veces nos amargamos por nimiedades, nos ofuscamos por cuestiones de mínimo interés y, claramente, nos perjudicamos (sobre todo la salud). Es sustantivo que el ser humano incorpore esa habilidad de poder reconocer lo importante de lo que no lo es. Algunos lo llaman discernimiento.

Si eres rebelde que sea porque es indispensable la felicidad en tu vida, si buscas un cometido que sea tu bienestar. De eso se trata la vida: buscar la autodeterminación, encallar en el sitio justo la embarcación que somos.

Lo mismo sucede con la temporalidad: sabemos, de oídas, casi por habladurías, que es un recurso importante, la condición de posibilidad de todo lo que realizamos y, sin embargo, desperdiciamos semejante recurso. Casi lo tratamos como el menor de los vienes, aunque, en rigor de verdad, es el mayor, el que tendría que ser mejor ponderado.

Los meses pasan, pero los sueños duran. Porque salvo que tengas la dicha de realizarlos en un santiamén, suele costarnos, implicar esperas prolongadas, cansar; apelan a nuestra madures. Que noviembre, en ese sentido, sea tu tiempo de cometidos hechos, de llevar adelante el máximo de tus anhelos o, por lo menos, los del momento.

¿Por qué el fin de año es tan meditado? Digamos que somos un hermosos cóctel de emociones y sentimientos, a veces encontrados: pasiones, sueños realizados y rotos, recapitulaciones, un mirar desde lo lejor lo accionado en el año para dar aprobación o negación absoluta. Cada individuo, en ese sentido, efectuará su examen particular.

Que tu noviembre sea emocionante, vibrante, divertido, alegre y todo tan lleno de colores para que cualquier fastasma de tristeza nunca emerja.

A veces es bueno ser un destino manifiesto. De hecho, posiblemente sea lo máximo que puede aspirar el ser humano si en lo justo es positivo. Claro que sí: quiero algo, deseo la felicidad, necesito tal cometido y creo en mi, creo como si fuera la fe con más raigambre en el mundo. Tal vez tu poder de acción te lo conceda junto a un universo complaciente ¿Y los anhelos de noviembre?

Sé sorprendente, noviembre, solo te pedimos eso y nada más. Porque en la sorpresa puede abrirse lo negativo y lóbrego; pero creemos que nada malo va a ocurrir, estamos seguros, tranquilos y tan cerca de cualquier sueño que no podemos más que pensar en algo bueno.

La temporalidad se puede vivenciar como ruptura o como la más absoluta de las continuidades. Siempre y cuando no te haga menospreciar tu propia vida ni ningunees lo que ocurre en la misma, la ecuación en lo real no se modifica.

El miedo del soñador: pretender demasiado, crear un mundo del ideal amigable y, luego, darse de bruces con una realidad un tanto cruenta o triste. Triste porque niega nuestros objetivos ¿Tú tienes ese miedo? Lo mejor que puedes hacer es soslayarlo, porque nunca se ha hecho nada grande desde el temor.

Noviembre de salidas, noviembre de proyectos, noviembre de amistades y nuevas relaciones, noviembre de peregrinaciones, festejos, risas, tertulias interminables. Noviembre es un hermoso mes que va bien, se alía con cualquier cosa que maximice la felicidad de la persona ¡Te deseamos un buen inicio de mes!

Los sueños a veces merecen espera. Y eso, naturalmente, comporta madurez. Es que es un resabio de niñez el pensar que lo anhelado se puede cumplir al instante, casi como un designio divino. Por lo tanto, lo repetimos: hay una gran sabiduría en la persona que sabe esperar, una virtud en la paciencia que parece que descuida lo querido; pero que sin embargo está con todas sus energías expectante ante la apertura de la posibilidad.

¿Cuántos sueños para noviembre? ¿Alguno en especial? El hombre se alimenta con los proyectos, porque posiblemente sea la forma más quintaesenciada de otorgarle sentido a la vida. No, este último no viene de un ser supraterrenal o un gran concierto universal; viene de ti y eso implica enormes responsabilidades.

A partir de ahora tendrás 30 oportunidades para ser feliz, para lograr tus pequeños o grandes cometidos, para generar la diferencia, entiendas como la entiendas. Es bueno conocer, saber, que las posibilidades existen con cierta masividad, cosa de no arriesgarse por una y ya. Si el tiempo está en nuestro favor un sosiego interesante (que no es dormirse) se activa.

El hombre es un ente que sueña, que vive un poco de la materialidad de lo inmediato y de lo onírico del porvenir. Nadie analiza que lo segundo en parte es nada. Tal vez porque somos posibilidad más que realidad.

Que el noviembre de este año sea el mejor de todos. En última instancia, pediremos lo mismo en el porvenir.

Frases buscadas:

  • fraces con imajenes de ulices bueno
  • frases de canciones de ulises bueno que sera
  • imágenes de ulises bueno con fraces
  • frases de Ulises el bueno con agen
  • frases para una adolescenge presumida
  • letra con tigo siempre ulises
  • postales de una madre triste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *