Frases hermosas para levantarse motivado

Tal vez la vida sea una cuestión de motivación, teniendo en cuenta su presencia o ausencia en nuestro cuerpo. Es que con esta savia sentimos que todo es posible, que las metas abstrusas no nos ponen mal ni acobardan; y sin este ingrediente todo es difícil, complicado, extenuante, incluso hasta el menester más sencillo y sucinto se puede convertir en una montaña escabrosa, tortuosa ¿Qué hacer, por lo tanto? Lo importante entonces es mantener a la motivación con nosotros, que sea nuestra fiel compañera y que no nos deje; digamos que es indispensable un poco de disciplina al respecto. Te presentamos frases hermosas para levantarse motivado ¡Imperdible!

Imágenes con frases motivadoras

Siempre es bueno tener una gran dosis de motivación con nosotros, sobre nosotros o dentro de nosotros, para el caso lo mismo. A veces si no la podemos conseguir por las vías autónomas quizás venga bien algún estímulo exterior. Esa es la funcionalidad de estas imágenes.

Lucha por lo que mereces, atrae lo que quieres. Hay muchas personas que se contentan con la mitad del premio, pero esa es una contención. Sin pecar, por lo tanto, de exceso en la ambición (algo igualmente negativo) es bueno querer siempre lo que uno se propone desde la génesis del conato.

Un índice de madurez humana es reconocer que las cosas no caen del cielo al mejor estilo maná o que todo cuesta, conlleva esfuerzos, caminos escabrosos y cuestiones por el estilo. Dejar la lucha en medio del combate es de cobardes irredentos; mejor seguir hasta que el destino nos dé una buena lectura de los hechos, por lo menos para nosotros.

¿Y la fuente de motivación, dónde está? ¿Cómo puedo hallarla cuando la necesito? ¿En qué sitio se encuentra? ¿Es indispensable alguna especie de artilugio? En rigor de verdad no: simplemente desear, querer, alimentarse con el propio anhelo. A veces el cometido, el objetivo propiamente dicho sirve de manera suficiente para sentirnos motivados. Cada persona, en ese sentido, es un mundo.

Ver También:   Frases de Felíz Navidad en imágenes

Obstáculos, de eso se trata. Lo que pasa es que es difícil( y para algunos imposible) dejar ese resabio infantil en donde lo que queríamos debería estar ya, un fósil anímico que murió con el fragmento de demora que el placer costaba al bebé. Por eso, si ya no tenemos ninguna suerte de infantilismo secundando la vida afectiva, es bueno comprender que cuesta todo en esta vida, muchas veces porque justamente otros humanos, con sus empresas particulares, también lo quieren.

Pero ten confianza en tí ¿Se podría conseguir los objetivos de otro modo? ¿Tú no eres, querido lector, el ego deseante? Sí, tus acciones, tus deseos y ganas parten de ti, por ende la confianza en tu persona siempre será medular, vital. Es más: eres el sustento del edificio que tú mismo eriges.

Suele anunciarse, incluso de manera torva, que el ser humano debe vivir el presente, que el aquí y ahora es lo que cuenta porque el pasado expiró y el futuro es una mera ilusión fatua. Perfecto si amamos la actualidad; sin emabargo, nunca dejamos de proyectar, es parte de nuestra esencia, más o menos en la lejanía del porvenir. Por eso, está prohibido levantarse sin ilusiones, sin cometidos de cara a lo que viene; eso también nos da energías para el día a día.

Puedes perder, puedes fallar; es algo absolutamente lógico. Y aquí no es que hacemos apología a la derrota, sino apología al intento. Aristóteles solía decir que si existe la maestría en el ser humano se debe a la constante repetición. Ergo, quien no intenta no falla, pero no hace nada, lo cual lo convierte en una entidad como mucho vegetativa. No, pierde, falla, hazlo con temor; pero siempre hazlo.

Ver También:   Imágenes con frases de Amor al prójimo para compartir en Facebook

Cree en ti, desea con unas fuerzas portentosas, extraordinrias; sí esa es la solución ¿Que el universo conspira? Puede ser ¿Que el destino muestra aberturas sumamente positivas para uno? Puede ser, pero no deja de ser también cierta otra cosa: que solo tu confianza en ti da lugar a semejantes realidades.

Quizás la complejidad de las empresas sean la mejor medida para dar cuenta el poderío, la fortaleza y entereza de la persona. Porque, digamos la verdad, los objetivos sencillos cualquiera los cumple; esos no demuestran nada. En cambio, lo que cuesta, lo que es arduo, lo que no sale de buenas a las primeras, eso, querido lector, da cuenta de índoles absolutamente diferentes ¿Hay pocas? Sí, quizás por lo que anunciamos más arriba.

Una intención es un punto de partida. La lógica del punto de partida nos dice que es el inicio de toda acción, pero por su misma rigurosidad no es la acción. Por eso, esta última es necesaria, indispensable, porque trabaja sobre la materia a partir de la primera; la otra, en cambio, puede quedar anquilosada en la persona deseante y punto. Hay, por lo tanto, una continuidad pero una diferencia atroz entre ambas.

Ser obcecado posee un mecanismo sumamente hermoso: da cuenta de una persona que comprende que salió mal una vez, dos, tres; pero eso no oblitera que alguna vez salga bien. Es más: no hay continuidad necesaria entre la fallas; la ruptura que nos favorezca puede eclosionar en cualquier momento. Debemos estar atentos a éste.

¿Superar a los demás o superarse a sí mismo? En rigor de verdad, poner mucho el foco en el otro puede ser tan peligroso porque precisamente es una otredad, con virtudes y defectos. Centrarse en uno, en cambio, da cuenta de progresiones, de necesidades de perfectibilidad perfectamente autónomas y no dependiendo de nadie más.

Ver También:   83 Frases alegres y chistes cómicos sobre la amistad y el Día del Amigo

Sé optimista. Sí, el optimista a veces llega a ser idealista ¿Y eso es malo? Nunca, porque el idealista reconoce que la realidad es demasiado imperfecta, bruta, negativa, para aceptarse sin miramientos. No, mejor modificarla, transformarla, que sea una materia más agradable por lo menos para el individuo que lo pondera así.

Tu actitud es todo. Es tu cerviz recta, tus pensamientos positivos, tus ganas intactas, tu sonrisa presta y, sobre todo, tu medidor de problemas en perfectas condiciones. Eso determinará, creenos, querido lector, lo lejos que llegarás en la vida. Así que mejor trabaja en ti, siempre, como la materia más importante; sé tu propio esteta.

El éxito o lo que conocemos burdamente de este puede ser rutilante, brillante, demasiado grandilocuente para lo que buscamos y con desenlaces algo negativos. Mejor, por lo tanto, trabajar, hacerlo de manera esforzada, dura y luego se verán, por si solas, las prebendas que semejantes acciones traen.

Los sueños, esas construcciones mentales tan arduas, mueren cuando su portador los deja de lados. La moraleja de todo esto es que lo propio que más quieres, lo que deseas con todas tus energías, solo será cuidado por ti. El resto tendrá sus propios sueños y luchará por conseguirlos, a veces con objetivos similares. La vida, en ese sentido, tiene mucho de competencia también.

Quizás el crecimiento verdadero sea el doloroso, el que cuesta, el que nos enseña demasiado porque nos dejó pletóricos de cicatrices. Sí, todos quisiéramos ser dioses y poder tener lo que se desea, aunque en rigor de verdad una deidad no puede desear nada. Somos humanos, imperfectos, finitos, sumamente limitados en intelecto y deberemos luchar en el mundo a partir de esas armas.

Frases buscadas:

  • imajenez andar contigo es hermoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.